El canon audiovisual

¡Compártelo!

La radio y televisión pública Suiza tiene un coste y se financia mediante publicidad y a través del canon audiovisual anual. Este canon audiovisual es cobrado por la empresa SERAFE una vez al año desde el 1 de enero de 2019. Durante muchos años, este cobro lo realizaba la empresa BILLAG por lo que no es raro escuchar a la gente hablar de: me ha llegado la BILLAG.

El 4 de marzo de 2018, la población suiza decidió mantener el cobro del canon televisivo. Los hogares y empresas continúan la financiación de la radio y televisiones locales, regionales y nacionales. Desde el 1 de enero de 2019, la factura pasó de 451 francos a 365 francos gracias a la introducción de un sistema de percepción más sencillo y más eficaz.

Para el año 2021 que acabamos de empezar, el coste anual es de 335 francos para cada hogar salvo que no dispongan de ningún medio para recibir ni radio ni televisión. Además de los televisores y radios del hogar, también cuentan para el cómputo la radio del coche y/o el smartphone. La buena noticia es que debido al cobro indebido del IVA sobre este impuesto de 2010 a 2015, el Parlamento decidió que se debía pagar 50 francos por hogar en concepto de devolución. Por lo tanto, la factura en 2021 asciende a 285 francos.

Desde que SERAFE es quién percibe el canon, ya no es necesario anunciarse a la empresa para el cobro. Tampoco es necesario transmitir los cambios de domicilio. SERAFE obtiene las direcciones a través del registro de la población de los ayuntamientos. En la factura aparecerán los nombres de los adultos sujetos a este impuesto y que deberán responder solidariamente al pago del canon audiovisual.

Exenciones:

  • Un hogar en el que uno de sus miembros perciba prestaciones complementarias AVS/AI (jubilación/invalidez) siempre que esa persona haga la petición.
  • Los hogares que no dispongan de ningún medio para reproducir señal de radio y televisión. Hay que esperar a recibir la factura y después se cubre un formulario. La exención dura 5 años como máximo.
  • Diplomáticos o personal de organizaciones internacionales que tengan estatus diplomático.
  • Hogares en los que vivan personas ciegas y sordas.

Si tienes alguna duda sobre el canon audiovisual, déjanos un comentario.

2 comentarios en «El canon audiovisual»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *